1.    Avena.
¿Llegas sin hambre al almuerzo de media mañana o a la comida?, ¿o pasas hambre y terminas picando aquello que no debes? Si tu desayuno no te da la energía suficiente para afrontar la mañana, quizá deberías cambiarlo.

Te proponemos incorporar la avena en tu desayuno. Se trata del cereal con más propiedades y beneficios para la salud. Esta posee una gran cantidad de fibra y es baja en calorías. Esto hará que nos sintamos saciados durante más tiempo.

Además, los hidratos de carbono complejos, las grasas insaturadas, proteínas y minerales nos darán la energía necesaria para afrontar la mañana con fuerza.

2.    Aguacate, el alimento de moda
Es verdad que el aguacate tiene un alto contenido en grasas. Sin embargo, se trata de grasas saludables (no de las que engordan). Es decir, hay dos tipos de grasas: saturadas e insaturadas (saludables). Estas últimas no sólo no engordan, sino que son necesarias para que nuestro organismo funcione correctamente

De esta forma, el aguacate no sólo no nos hará subir de peso, sino que nos ayudará a reducir el colesterol malo, nos mantendrá saciados durante más tiempo y nos dará las proteínas y ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo necesita. Sin duda, un gran aliado en cualquier dieta de adelgazamiento o mantenimiento.

3.    Huevos
Los huevos son muy recomendables en dietas adelgazantes. Son alimentos altamente saciantes y proteicos. El huevo no engorda si no añadimos grasa innecesaria durante el cocinado. Lo ideal es consumirlos en tortilla, revueltos, cocidos o escalfados.

4.    Pan integral
Uno de los mitos falsos más grandes en relación a la alimentación es aquel que afirma que el pan engorda. Esto es completamente falso siempre que controlemos la cantidad diaria que consumimos (100-150 gr) y no le añadimos azúcares en forma de mantequilla o mermelada.

Lo mejor es optar por pan integral, mucho más saciante, saludable y nutritivo que el blanco. Podemos acompañarlo de jamón cocido, pavo o queso bajo en calorías para añadirle proteínas y configurar una merienda o aperitivo de lo más saludable.

5.    Fruta
La fruta rica en fibra es altamente saciante, baja en calorías y rica en vitaminas. Los frutos rojos, por ejemplo, pese a su pequeño tamaño contienen 4,5 gramos de fibra por media taza.

Por su parte, las uvas, naranjas, peras o manzanas también presentan grandes cantidades de fibra y vitaminas. Son perfectas para picar entre horas e introducir en el aperitivo o merienda.

Referencia:

https://www.hogarmania.com/

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.